domingo, 7 de diciembre de 2014

¿MEMORIA Y CAOS?



Es el aliento de los hombres que silban, 
y tararean llorando.
Con un martillo, martilleándose.
Y sacando el cuello perseguido
alertando a sus amantes venas.

Nacen las herramientas abiertas
de los pensamientos a golpes.
Se frota la tierra en su horizonte
esperándote desde los montes.

¡Empieza a mirar! ¡Vive de frente!
¡Recto! ¡Levantando hombros y cabeza!

Alerta a tu cuerpo, 
y a las venas amantes, que hoy 
nacen las herramientas abiertas
de los pensamientos a golpes.

Entre una frontera y mi tiempo
una guerra mirando a otra guerra;
donde los huesos no sirven, ni disparan, 
para defender de pie a la tierra.

Ruega la lluvia, se prostituye llorando;
-sonando a fulanas que lloran cementerios
dándose golpes contra el pecho de mantilla-,
y abona muertes borrachas y calaveras.

Se hunde la raíz lentamente
entre el estiércol profundo,
que busca  la carne y el sudor lento
para un pecho que no hable.

Me duelen los niños hambrientos
que devoran un mendrugo,
los que tararean  jugando.
Y llorando martillos acaban
martilleándose a pedazos.

4 comentarios:

  1. Me duelen los niños hambrientos que devoran un mendrugo.
    Cada verso es un dolor y la esperanza de tu gran talento. Me ha sobrecogido. Genial. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfredo, es un honor siempre contar con tus visitas a mi blog. Un abrazo.

      Eliminar
  2. El dolor deja sobrecogido el corazón. Fue lindo pasar por tus letras. Te sigo...

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu amable comentario. Un gran saludo!!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestra visita a mi blog, espero que mis publicaciones hayan resultado de vuestro interés. Si me lo haces saber, mejor!!!!