lunes, 20 de enero de 2014

ALGÚN DÍA






Indudablemente dejaré la poesía,
algún día.

Algún día,
dejaré mis movimientos tranquilos y en paz.
Me lanzaré al destino con las manos abiertas
y el corazón libre,
para prometer a mi cuerpo dejarlo quieto
y ser sincera con la madera.

Algún día,
dejaré de preguntarme si levantar mi vista
es mantenerla o estar conforme.
Indudablemente algún día,
dejaré de preguntarme.

Seré buena anfitriona y no tragaré tanto,
para echar remordimientos y penas por la boca.

Quizás algún día consiga averiguar 
las pronunciaciones exactas de los arroyos:
¡su tono, su eco, su fuerza al estirarme!,
que hasta los silencios más reservados
se inclinen a cogerme y a llamarme para caminar,
deseando vivir en algún poema y a mi lado.

Solo diré,
que espero de la muerte poder vivirla,
y que sea algo más vivo 
que esta muerte que me llevo conmigo.

Espero encontrarme con mi voz desarmada,
poder levantar los vientres de las mañanas,
verte reflejado en mis espejos de ojos verdes
y no romperme, por tu ausencia entre la madera, 
el dolor y el cemento de la muerte.


4 comentarios:

  1. Que o calor de um carinho,
    o afeto de um abraço e o sorriso de uma grande amizade
    sejam presença constante em sua vida.
    Desejo que todas as coisas boas e o amor
    de Deus aqueça seu coração.
    Quero que acredite não existe fim
    para aqueles que acreditam em Deus
    tudo na vida é fé e coragem pra recomeçar.
    Eu venho deixar somente carinho e amor
    nessa passagem de hoje na sua casinha.
    Uma abençoada semana, fique com Deus.
    Beijos ,Evanir.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Evanir, me ha encantado tu mensaje,saludos!!!!

    ResponderEliminar
  3. El devenir, el decir que algún día haré esto o aquello para resolver los problemas, que averiguaremos lo que es la vida y lo que es la muerte, ¿no es una huida, una pérdida de tiempo? Pues cuando sabemos mirar clara y directamente, todo lo que nos parecía que eran secretos quedan al descubierto y resueltos.
    El problema está en tener esa pasión, esa intensidad, esa energía que sea capaz de ver los retos que nos llegan y comprender todo lo que ellos son. Para ello, hay que encarar la vida de manera que lo apostemos todo en lo que estamos haciendo, todo quiere decir la vida misma.

    ResponderEliminar
  4. ...Solo diré,
    que espero de la muerte
    poder vivirla,
    y que sea algo más vivo
    que esta muerte que me llevo conmigo...

    Me gusta mucho el poema, pero me quedo con esta estrofa porque la siento como propia.
    besos.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestra visita a mi blog, espero que mis publicaciones hayan resultado de vuestro interés. Si me lo haces saber, mejor!!!!