viernes, 13 de diciembre de 2013

NO SE DÓNDE


Soy un ángel negro,
no siento tener otro color.
Me vi desahuciada de tu templo
y de cualquier oración.

No quiero sal que repugne
ni azúcar que me ayude.
¡No quiero! 
No quiero beber azufre.

No importa si duele,
si creo o no creo,
¡pero cuánto me duele!, 
porque te amo.

Duelos internos 
como enfermos se esconden
y  crecen, concentrándose 
en una fría torre,
en prisiones que encarcelan
a esta alma que se condena.

Si alguna vez decidiese buscarte, 
será porque me siento preparada,
pero hoy me siento vacía.

Siento que por sentir
ni tú me acompañas,
escondiéndote y no sé dónde.

Caminaré de rodillas
hasta que me muestres tus orillas,
pero no será por los pecados que arrastre 
si no por la fe que perdí y no sé dónde.

2 comentarios:

  1. Bueno es algo abstracto pero son de los que debes de leer varias veces para entender el origen de la idea

    ResponderEliminar

Gracias por vuestra visita a mi blog, espero que mis publicaciones hayan resultado de vuestro interés. Si me lo haces saber, mejor!!!!