domingo, 24 de noviembre de 2013

QUERER VIVIR



Apunto con el polvo 
de mi escopeta de hueso.
Más vale que se paren 
todos los relojes 
de perros sueltos.

Que te ladren en las tardes, 
y en las noches, aparezcan 
de tus sombras sus reflejos,
que así, por lo menos, 
sentirás criar hormigas 
en las vitrinas 
de tus venas dormidas.

Estar vivo, 
para mí es:     
sentarse al sol 
y hablarle de ti,
descubrir el mar 
en un charco,
dibujarse entre nubes,
oler la hierba,
la tierra,
los libros y los dulces;
jugar en las aceras 
y bajarse de ellas,
hacer las paces contigo
sin juicios  ni vergüenzas;
mirar al mundo
con franqueza, 
recordando que 
sentirse vivo,
es querer vivir.

1 comentario:

  1. Me ha gustado todo el poema, en especial el fina. Saludos Adelaida.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestra visita a mi blog, espero que mis publicaciones hayan resultado de vuestro interés. Si me lo haces saber, mejor!!!!